3 Opciones para INVERTIR CON POCO DINERO que NADIE te cuenta

Son muchas las personas que a fin de mes se encuentran con un remanente de su su sueldo. Un dinero que la mayoría decide ahorrar ya sea en un banco o guardándolo “debajo del colchón” para ocasiones de necesidad en un futuro. Sin embargo, otras personas sienten que esa opción es desperdiciar el enorme potencial que tiene el propio dinero de multiplicarse a sí mismo y se hacen una de las preguntas más comunes entre los pequeños ahorristas: ¿En qué puedo invertir con poco dinero?.

Tal vez una enorme porción de aquellos que deciden guardar ese dinero extra que queda al final de mes después de haber pagado sus cuentas , cree (erróneamente) que la palabra inversión solo es usada por grandes capitalistas que mueven grandes cantidades de dinero. Desde ese sitio, nos hemos propuesto desmitificar este pensamiento tan común, haciendo notar a nuestros lectores la inmensa variedad de oportunidades que tienen para hacer que ese excedente de dinero, por más pequeño que parezca, genere un rendimiento extra.

Por eso, vamos a presentarle aquí 3 opciones de inversión con poco dinero que (casi) nadie tiene en cuenta. Estas son opciones que, como verá, no aparecen en el radar ni de asesores de inversión, ni de inversionistas convencionales, ni de entidades financieras, pero que puden representar grandes oportunidades de negocios que en varios casos pueden incluso crecer para constituirse en importantes ingresos todos los meses, incluso si solo podemos invertir poco dinero.

1) INVERTIR EN PÁGINAS WEB

En la actualidad vivimos conectados a internet, navegando por sitios de una infinidad de temáticas diferentes según la información que necesitemos obtener. Dichos sitios, si bien (en su enorme mayoría) no nos cobran nada por acceder a ellos y por utilizar sus servicios, sí obtienen ingresos, a veces muy altos, de una fuente común: los anuncios publicitarios.

Ya sea otros sitios web o empresas, buscan ubicar sus anuncios para llevar la mayor cantidad posible de usuarios a sus propias webs con el objetivo de vender o productos o simplemente darse a conocer a potenciales clientes. Por estos anuncios, las empresas (o particulares dueños de otras webs) pagan una cierta cantidad de dinero, dependiendo de la temática o palabras clave que buscan publicitar, a empresas como Google que a su vez, le pagan a los webmasters (administradores de páginas web) una parte de ese dinero que recibieron, por publicar esta publicidad en sus sitios.

De esta forma, los webmasters reciben por su contenido un ingreso que, si su sitio web recibe muchas visitas, puede convertirse en una suma muy considerable en dólares.

Entonces ¿Cómo podemos invertir en sitios web? Si bien comenzar una página desde 0 es casi siempre la opción elegida, esto demanda mucho tiempo que creemos que si está leyendo este artículo, posiblemente no tenga. Entonces, exite la alternativa de comprar un sitio web ya hecho y que incluso se encuentre generando dinero a través de la publicidad. Existen muchas plataformas de compra venta de sitios web y será trabajo del lector encontrar la que más le convenga. Sin embargo, podemos decirle que los sitios web generalmente se venden por un valor de entre 10 y 12 veces los ingresos mensuales que generan (entre otros muchos factores). Los precios son de los más variado, existiendo sitios que podemos adquirir con unas pocas monedas, hasta unos que se venden por decenas de miles de dólares, encontrándose entonces, oportunidades para todos los gustos sin importar si va a invertir poco dinero. Por eso podemos no solo recuperar nuestra inversión en menos de un año, sino que lo que hace más atractivo este tipo de inversiones, es que podemos multiplicar las ganancias de nuestros sitios a partir de aumentar los articulos que tiene, o mejorando su posición en buscadores como google. De esta forma, podríamos estar en poco tiempo (generalmente un año) generando una buena cantidad de dinero todos los meses con una pequeña inversión única.

Otro de los beneficios, es que no debemos dedicarnos a estar mucho tiempo frente a una PC para mantenerlos, sino que con realizar algunas acciones cada tanto, el sitio se mantendrá con buen flujo de visitas.

2) INVERTIR EN TIENDAS VIRTUALES

El comercio en línea o e-commerce llegó para quedarse. Cada vez son más las personas que eligen consumir toda clase de bienes y servicios desde la comodidad de sus hogares antes que acudir a los negocios físicos tradicionales. Es ahí donde surge una importante oportunidad para aquellos que deseen invertir.

Basta tan solo con encontrar un nicho o un producto que no este ya sobre-explotado para comenzar un negocio con una rentabilidad potencial de casi el 100% en la mayoría de los casos.

La ventaja de este tipo de negocios es que no es necesario contar con grandes inventarios y ni hablar de que ya no es necesario tener que pagar el alquiler de un comercio, ni impuestos, si trámites burocráticos tediosos. Basta solo con tener acceso a internet y un par de horas al día para comenzar con nuestrio negocio virtual, el cual es compatible con cualquier trabajo de tiempo completo.

Existen muchas formas de encontrar productos y de contactar con potenciales proveedores de distintas partes del mundo. El comercio y la red gobal, se encuentra ya tan extendida que con unos simples clicks estamos accediendo a mercados de cualquier parte del globo, pudiéndo comparar precios, calidades y beneficios comerciales.

Tener un imperio virtual es mucho más fácil de lo que parece, y hay grandes oportunidades para aquellos que estén dispuestos a tomarlas.

3) CROWDINVESTMENT

Este es un concepto relativamente reciente que surge del llamado “Crowdfunding” o financiamiento colectivo, por el cual muchas personas aportan una cantidad pequeña de dinera para alcanzar determinado objetivo por el cual luego se verán recompensados.

De esta forma, el Crowdinvestment consiste en que una cierta cantidad de inversores aportan a un proyecto comercial por empezar, o ya en marcha, para que reúna una meta de capital para operar.

Las opciones para aquellos que deseen invertir de esta manera son de las más variadas. Pudiendo poner su dinero en empresas de software, de construcción de viviendas, gastronómicas, start-up tecnológicas y un interminable etcétera.

Los retornos de estas inversiones también son muy variables aunque son de entre el 8 y el 20% anual en dólares. Como vemos, mucho más que si depositáramos dinero en plazos fijos bancarios.

Para aclarar, en este caso no estamos comprando acciones de la empresa en la que estamos inviertiendo. Simplemente estamos funcionando como prestamistas de la misma, recibiendo a cambio un interés pautado de antemano.

Existen muchas plataformas online que gestionan este tipo de proyectos. Aquí dejamos un enlace a una lista de estas: https://www.emprendedores.es/crear-una-empresa/a52952/lista-plataformas-crowdfunding-financiacion-alternativa/

BONUS

Existe también otra forma de invertir teniendo poco dinero, que consiste en adquirir acciones de empresas poco conocidas por un precio realmente muy bajo. Pero de ello ya hemos hablado es este artículo, si te interesa esta temática puedes enterarte de todo aquí: Invertir en acciones baratas.