¿Qué son los CFD´s y cómo invertir en ellos? Una explicación fácil

Un CFD (Contract For Difference, por su sigla en inglés), es un contrato entre 2 partes, la compradora y la vendedora, en la cual la primera establece que el precio de determinada acción, índice o materia prima, va a subir o bajar, a lo cual el vendedor (broker) pagará al comprador la diferencia  entre el precio inicial y el precio al cierre, si es que la tendencia de la opción fue efectivamente la establecida al firmar el contrato. En otras palabras más sencillas, si el comprador estableció en principio que el precio de una acción “X” subiría, y al cerrar la operación efectivamente el valor subió, entonces el vendedor debe pagarle ese porcentaje de variación sobre la inversión inicial.

Veamos un ejemplo de inversión en CFD´s: Supongamos que Juan cree que las acciones de la empresa Netflix, cuyo valor actual es de U$S 300/acción, van a aumentar y decide abrir una operación CALL (cuando se cree que el precio será al alza) por U$S 100. Si al cerrar la operación el precio de la acción de Netflix efectivamente subió digamos en un 10%, el broker le pagará a Juan U$S 10 ( el 10% de los U$S 100 invertidos). Por el contrario si finalmente el precio de la acción de Netflix hubiera bajado, sería Juan quien hubiera tenido que pagar al vendedor la diferencia.

En este sencillo ejemplo vemos que es fácil ganar dinero con inversión en CFD, pero que también es fácil perder si nuestras predicciones resultan erróneas.

Diferencias entre CFDs y Acciones

A simple vista operar con CFDs o con acciónes puede resultar igual, sin embargo hay 4 diferencias sustanciales entre estas dos opciones.

  • Cuando operamos con CFDs no tenemos la posesión del título de propiedad de la acción.
  • Podemos ganar dinero incluso si el precio baja al abrir una operación PUT (precio a la baja). Estableciendo en el contrato que el precio bajará, ganamos el porcentaje de diferencia entre el precio inicial de la acción y el menor precio al que cierra.
  • No sólo podemos abrir operaciones con CFDs de acciones sino también con la cotización de materias prima, títulos, bonos, etc.
  • Permiten operar con apalancamiento

Cómo funciona el apalancamiento en los CFDs

El apalancamiento es una poderosa arma de doble filo en la inversión en CFD. Esta herramienta implica que podemos obtener grandes beneficios sólo invirtiendo una fracción del valor negociado. Por ejemplo, si establecemos un apalancamiento x20 quiere decir que si en nuestro ejemplo Juan deseara abrir una opecacion CALL con CFD de acciones de Netflix por U$S 3.000 (10 acciones a U$S 300 cada una) pero que no dispusiera de dicha suma, invirtiendo U$S 150, ( la inversión deseada de 3000 divido el apalancamiento de 20) si la cotización fuera al alza en un 10%, Juan obtendría no el 10% de los 150 que invirtió realmente,o sea U$s 15, sino que obtendría el 10% de 3000, US$ 300.

Sí, invirtiendo U$S 150 obtuvo una ganancia de U$S 300. Sin embargo si finalmente la operación se hubiera cerrado con el precio a la baja, Juan hubiera perdido U$S 300 habiendo invertido incluso la mitad que eso. Por esto decimos que el apalancamiento es un arma de doble filo e implica un gran riesgo.

Dicho esto y a modo de resumen podemos decir que invertir en CFD puede resultar una de las mejores opciones con las que contamos si deseamos invertir en bolsa, sin embargo debemos conocer el riesgo que implica y, si se es principiante, comenzar con inversiones bajas y apalancamientos menores.